Joven fue víctima de robo de visa europea y ahora apela a ciudadanía para recuperarla

Joven fue víctima de robo de visa europea y ahora apela a ciudadanía para recuperarla

Escrito el 02/12/2019
Venus

Una joven compatriota que trabaja en Inglaterra está de vacaciones en Paraguay. Lamentablemente, el pasado viernes fue víctima de un robo a mano armada, evento en el que fue despojada de documentos de considerable importancia, como visa y otros. Debe volver a Europa este fin de semana.

“Estoy viviendo con la incertidumbre sobre cómo voy a volver al país donde estoy residiendo y cómo voy a volver a mis compromisos laborales debido a esta situación”, lamentó Inés Schaerer, víctima del robo, en contacto con La Unión, detallando que fue asaltada en zona del Cabildo de Asunción por dos desconocidos a punta de puñal, quienes le despojaron de su cartera, en la que contenía todos sus documentos.

Sobre el punto, la joven indicó que los sujetos se llevaron su tarjeta de residencia de la Unión Europea, el cual debe exhibir al momento de llegar a los aeropuertos del viejo continente y así poder ingresar y circular en ese lugar.

“Estoy feliz porque mi papá y yo estamos vivos, pero a la vez muy triste porque mis vacaciones se vean arruinadas de esta manera”, expresó Schaerer, criticando la nula presencia policial en el sitio, pese a que a metros de allí se ubica la Comandancia de la Policía Nacional.

Indicó que el único trámite que puede realizar es en Buenos Aires, Argentina, lo cual le demandará dos semanas. “Así las cosas me van a descontar como mínimo dos semanas de mi salario”, expresó.

Hace una semana salía de Londres ilusionada con pasar dos semanas disfrutando de mi familia y amigos pero hoy, producto…

Schaerer detalló que su cartera es de color negro y de cuero, su billetera es color bordó y también de cuero, además de la tarjeta de residencia de color celeste y bordó. Brindó estos datos por si alguna persona encuentra sus pertenencias. A propósito, dejó a disposición el número de teléfono celular (0991) 942186.

FUENTE: LA UNION